Lamarr y Lovelace: mujeres, científicas y precursoras de Internet | Parte I

El 9 de noviembre hay que poner una estrella en el calendario para recordar el aniversario de Hedy Lamarr. La que fue considerada en su momento como la mujer más bella de la historia del cine tuvo una doble vida: en los años cuarenta, durante la Segunda Guerra Mundial, trabajaba de día frente a las cámaras como diva de Hollywood y por las noches aprovechaba su formación como ingeniera para desarrollar la teoría del espectro ensanchado, un sistema precursor de las comunicaciones inalámbricas, los sistemas GPS y la tecnología wifi. Y como mujer extraordinaria, su vida fue un catálogo de ataques del patriarcado a una singularidad que desbordó todos los estereotipos.

Google le dedicó este doodle en el 101 aniversario de su nacimiento

  • De niña en Viena, sus profesores la consideraron superdotada. A los 16 años empezó a estudiar ingeniería. También estudió interpretación.
  • En su primera película interpretó un desnudo y el primer orgasmo del cine en Éxtasis. El escándalo hizo que sus padres la casaran contra su voluntad.
  • Su primer marido, empresario armamentístico socio del nazismo, posesivo y celoso, la privó de libertad durante los años que duró su matrimonio hasta que ella logró escapar (en una huida rocambolesca)
  • Tras su huida de Austria, se instaló en Hollywood y se la consideró la mujer más bella de la historia del cine. Pero se aburría. Cualquier chica puede ser glamurosa. Todo lo que tienes que hacer es quedarte quieta y parecer estúpida”, dijo en esa época.
  • Durante la Segunda Guerra Mundial, aprovechó la información que les había sacado a los contactos de su marido sobre la industria armamentística y ofreció sus conocimientos al gobierno de Estados Unidos.
  • Como era mujer y además guapísima, despreciaron su inteligencia y le ofrecieron algo más acorde a su condición: aprovechar su belleza para vender bonos de guerra.
  • Aceptó la sugerencia y creó una campaña de marketing de mucho éxito: quien adquiriese 25.000 dólares en bonos recibiría un beso suyo. Consiguió millones de dólares.
  • Junto al músico George Antheil se dedicó a la investigación de la teoría del espectro ensanchado, precursor del GPS y el wifi. En 1942 patentaron el ‘Sistema de comunicación secreta’. Le ofrecieron la patente al gobierno, que se podía usar para que el enemigo no pudiera interceptar los torpedos que se lanzaban.
  • El gobierno no le hizo mucho caso. Siendo mujer y tan bella no la podían tomar en serio en cuestiones intelectuales. El inventó quedó aparcado durante dos décadas, hasta que se utilizó durante la crisis de los misiles de Cuba.
  • Después de la Segunda Guerra Mundial, su imagen de seductora dejó de interesar. Fueron los años de la mística de la feminidad, cuando las mujeres fueron convencidas de que su lugar estaba en el hogar y debían adoptar el papel de sumisas. Lamarr no encajaba en este estereotipo. Doris Day, sí.
  • Poco antes de morir, a Hedy Lamarr le llegó el reconocimiento como inventora. En 1997 la Electronic Frontier Foundation le dio un premio. Ella lo recibió impasible diciendo: “Ya era hora”.
  • Se casó seis veces y todos sus matrimonios fueron fracasos: “Tengo que dejar de casarme con hombres que se sientan inferiores a mí”, dijo.
  • Al final de su vida, padeció una obsesión por la cirugía estética.

La escena del orgasmo en la película ‘Extasis’ que le dio fama y cuyo escándalo avergonzó a su familia, que la prometió en matrimonio con un empresario celoso, posesivo y afín al fascismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: