¿Qué llevaba puesto? Otro mito para culpabilizar a las agredidas

Existe un prejuicio muy arraigado que relaciona las violaciones con la ropa que vestían las mujeres cuando sufrieron la agresión. La realidad es que no tiene ninguna relación la indumentaria con las probabilidades de ser violada, aunque la pregunta ¿qué llevaba puesto? sea la más recurrente al narrar estos casos. Para demostrar que nada tiene que ver una cosa con la otra, a un grupo de estudiantes de la Universidad de Kansas se les ocurrió una idea muy sencilla pero muy gráfica que desmonta esta idea de un vistazo: decidieron hacer una instalación con la ropa que llevaban puesta 18 mujeres y niñas víctimas de violaciones. 

El montaje es muy revelador.

Una idea queda clara: de poco sirve que te vistas más recatada que una monja. “La agresión sexual nunca ocurre por la ropa que lleva una persona. La única razón por la que ocurre es porque una persona ataca a otra”. Este es el lema que recibe a los visitantes de la exposición (que también se ha replicado en un centro cultural de Bruselas) donde se exhiben la prendas que llevaban las supervivientes de las agresiones: un vaquero, una camiseta y zapatos planos; una falda negra y un jersey rojo; ropa de hacer deporte; un vestido de rayas de una niña pequeña…

La pregunta ¿qué llevabas puesto? culpabiliza a la superviviente porque lleva implícita la idea de que ella es quien ha provocado la agresión, mientras descarga de responsabilidad al violador. En la exposición, junto a la ropa que vestían las mujeres y niñas en el momento de la agresión se puede leer un pequeño relato contado por ellas mismas. 

“Dejé de ir un par de días al trabajo después de lo que ocurrió. Cuando se lo conté a mi jefa, me preguntó qué ropa llevaba puesta. Le contesté, ‘una camiseta y unos vaqueros, imbécil. ¿Qué te pones tú para ir a un partido de baloncesto?’ Salí de allí y nunca regresé”. Esta es una de las historias que aparece junto a una de las indumentarias expuestas. O esta otra que recuerda una mujer que fue violada de niña: “Llevaba puesto un vestido de verano de rayas rojas. Meses más tarde, mi madre se quedó mirando mi armario y se quejó porque no me había vuelto a poner ese vestido. Yo tenía seis años”.

Por favor, que nadie vuelva a preguntar: ¿Qué llevaba puesto?

[Todas las viñetas de El Roto en este enlace]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: