Filósofos de la historia, os podíais haber ahorrado lo que opináis de las mujeres

Hoy voy a repasar el papel que han asignado a las mujeres algunos de los grandes filósofos que han contribuido a construir la cultura occidental.  Y aquí nos viene muy bien conocer el significado de un término que nos va a venir a la cabeza con cada autor, el androcentrismo, es decir, la visión del mundo y de las relaciones sociales centradas en el punto de vista masculino. Para ampliar este concepto recomiendo el libro de Beatriz Moncó ‘Antropología del género’, donde he descubierto estas maravillas del pensamiento.

Auguste Comte (1798-1857), padre de la sociología científica y del positivismo, dijo:

“Es incontestable que las mujeres son, en general, tan superiores a los hombres por su mayor simpatía y sociabilidad, que inferiores a ellos en inteligencia y razón”. 

Jean-Jacques Rousseau (1712-1778), uno de los representantes de la Ilustración francesa, filósofo y teórico de la pedagogía. En su obra ‘Emilio o De la educación’, donde sostiene que el hombre es bueno por naturaleza, dice esto de la mujer:

“Toda la educación de las mujeres debe girar en torno a los hombres. Gustarles, serles de utilidad, propiciar que las amen y honren, educarlos cuando son jóvenes, cuidarlos de mayores, aconsejarles, consolarlos, hacer que la vida les resulte agradable y grata, tales son los deberes de las mujeres en todos los tiempos”.

George Simmel (1858-1918) filósofo y sociólogo alemán, decía:

“La existencia femenina tiene su sentido exclusivamente en aquello que el varón no quiere, o no puede, ser o hacer; el sentido de la vida de aquella no está referido a una relación de igualdad, sino de desigualdad, y en esta relación se consumen sin dejar resto”.

Arthur Schopenhauer, considerado una de las personalidades filosóficas más brillantes del siglo XIX:

“Solo infundiéndoles temor puede mantenerse a las mujeres dentro de los limites de la razón”. “Las mujeres encajan directamente como niñeras y profesoras de nuestra temprana infancia por el hecho de que ellas mismas son infantiles, frívolas y cortas de miras”. “Las mujeres son criaturas de ideas cortas y cabellos largos”.

 

Mucho antes, en el siglo III, Quinto Septimio Florente Tertuliano, uno de los padres de la cristiandad, reflexionaba sobre las mujeres y se dirigía a ellas para decirles:

“Mujer, deberías ir vestida de luto y andrajos, presentándote como una penitente: anegada en lágrimas, redimiendo así la falta de haber perdido al género humano. Tú eres la puerta del infierno. Tú eres la que rompió los sellos del árbol vedado, tu la primera que violaste la ley divina, tú la que corrompiste a aquel a quien el diablo no se atrevía a atacar de frente, tú finalmente fuiste la causa de que Jesucristo muriese. Mujer, oculta tu rostro dondequiera que sea y en todas las edades”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: