Mandamientos para la buena ama de casa: anúlate y sé dependiente

Hoy me he levantado con la resaca de la funesta jornada del 1-O, he leído unos cuantos artículos sobre lo que está pasando, la mayoría escritos por hombres, y he seguido estando tan confundida como al ver en directo las imágenes. Hasta que llegué al análisis de @barbijaputa (que puedes leer aquí) que me iluminó y me ha ayudado a entender mejor esta situación tan compleja. El caso es que en el texto la autora cita a Simone de Beauvoir recordando esta reflexión: “El opresor no sería tan fuerte si no tuviese cómplices entre los propios oprimidos”. Y esta idea me trajo a la mente el manual que estoy leyendo sobre el adoctrinamiento de las mujeres en el siglo pasado escrito por Celia de Luengo titulado: ‘La mujer, alma del hogar. Tratado de economía doméstica’. Que este tratado esté escrito por una mujer es el ejemplo más claro de que el opresor es fuerte si cuenta entre los oprimidos con un cómplice tan entregado como esta señora. Sigue leyendo “Mandamientos para la buena ama de casa: anúlate y sé dependiente”

Anuncios

Publicidad machista con agresiones incluidas: la historia se repite 😡

Esta mañana saqué a pasear a mi perra y mientras ella se entretenía frente a un banco que hay en la esquina de mi calle, me quedé mirando la publicidad que han puesto: un hombre pide un préstamo para comprar un coche y una mujer pide un préstamo para estrenar cocina. Cuando regresé a mi casa busqué en Google ‘publicidad machista’ y me quedé temblando con los cientos de ejemplos que aparecen: no solo porque las mujeres representadas en los anuncios sean expertas eliminando manchas pertinaces o se muestren inútiles a la hora de conducir un coche. Lo realmente delirante es que a alguien se le haya ocurrido vender su producto mostrando mujeres apaleadas y al borde de la violación. Increíble pero tan cierto como estos ejemplos que he encontrado y que repiten el mensaje año tras año, década tras década. Sigue leyendo “Publicidad machista con agresiones incluidas: la historia se repite 😡”

La mujer, alma (esclava) del hogar

Entre los manuales dedicados a educar a mi abuela y a mi madre, cuyas consignas quedaron grabadas en sus cerebelos y a mí me ha tocado sufrir, mi libro favorito es ‘La mujer, alma del hogar’, escrito por Celia de Luengo. Siento hacia él la misma atracción que alguien con vértigo siente hacia el abismo. Me da pánico pero no puedo dejar de destriparlo. Aquí os dejo una foto de su desvaída portada para demostrar que es real. Sigue leyendo “La mujer, alma (esclava) del hogar”

Las mujeres pisan fuerte en las candidaturas de los Globos de Oro

Este año coincido plenamente con la decisión de la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood. En primer lugar, porque las series con más candidaturas son historias de mujeres y tratan los temas que realmente nos importan. Y además, porque en esta edición han dicho adiós a la figura de Miss Globos de Oro, un título anacrónico y sexista, y lo cambian por el de embajadora para ampliar sus funciones y que no sea solo la encargada de acompañar a los premiados a recoger sus estauillas. La nueva embajadora ya ha firmado un acuerdo con  una organización que enseña periodismo a chicas de áreas deprimidas de Estados Unidos, la GlobalGirl Media. Sigue leyendo “Las mujeres pisan fuerte en las candidaturas de los Globos de Oro”

El día que me preguntaron ¿por qué eres feminista si aquí ya hay igualdad?

Un día estaba comiendo (y bebiendo) con unos cuantos amigos y en un momento de la conversación yo dije que era feminista. Algo obvio, no sé cómo voy a ser mujer y no estar de acuerdo con “la ideología que defiende que las mujeres deben tener los mismos derechos que los hombres”, según dice la RAE. Pues mi sorpresa fue la sorpresa que causó mi comentario. Parece de perogrullo, pero salieron argumentos del tipo de que “ni machismo ni feminismo, hay que buscar la igualdad”, de que no podía ser tan radical, que cómo me podía definir como feminista si está claro que las mujeres ya hemos conseguido todos los derechos en nuestra sociedad… e incluso alguno trató de explicarme que yo en realidad no podía ser feminista porque soy muy femenina. Sigue leyendo “El día que me preguntaron ¿por qué eres feminista si aquí ya hay igualdad?”

Manuales que dan mucho miedo: así educaron a mi madre

“Ninguna mujer tiene un orgasmo fregando el suelo de la cocina”.
(Betty Friedan)

Un día vino mi madre a visitarme. Yo acababa de volver del trabajo y caí desplomada en el sofá como si me hubieran tirado desde el pico de una palmera. Tengo que decir que siempre he tenido la habilidad de buscarme trabajos en empresas donde me adjudican horarios y calendarios agotadores y donde la presión es tan intensa que a veces he pensado llevarme una sonda para no tener que perder cinco minutos para ir a mear. También tengo que decir que mi marido tiene la habilidad de trabajar menos que yo y ganar más. 🤔 Sigue leyendo “Manuales que dan mucho miedo: así educaron a mi madre”

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑