El Lyceum Club Femenino: la sublevación de las faldas

Esta historia ocurrió hace casi un siglo, cuando un grupo de mujeres se rebeló contra quienes las querían convencer de que estaban hechas para servir mucho y cultivarse poco. Ellas se unieron en el Lyceum Club e hicieron oídos sordos a quienes las acusaban de ser las impulsoras de una ‘sublevación de las faldas’. María Teresa León lo explicó así de bien en sus memorias: «En los salones de la calle de las Infantas se conspiraba entre conferencias y tazas de té. Aquella insólita independencia mujeril fue atacada rabiosamente. El caso se llevó a los púlpitos, se agitaron las campanillas políticas para destruir la sublevación de las faldas (…) Pero otros apoyaron la experiencia, y el Lyceum Club se fue convirtiendo en el hueso difícil de roer de la independencia femenina». Puedes leer la historia completa en Jot Down Sigue leyendo “El Lyceum Club Femenino: la sublevación de las faldas”

La Residencia de Señoritas: la casa de las chicas que iban a cambiar el mundo

Si un paseante se detiene en la calle Fortuny 53 y mira a través de la verja, verá un antiguo chalé que parece un balneario rodeado de un jardín con olor a glicinia. En el jardín se conservan algunos árboles centenarios, los mismos que hace cien años vieron cómo en este lugar se gestaba una auténtica revolución: las sublevadas eran chicas que empuñaban libros, cuadernos y probetas. Formaban parte de la primera generación de jóvenes que llegaban desde las provincias a estudiar en la Universidad de Madrid y se instalaban en esta casa, la recién inaugurada Residencia de Señoritas. Sigue leyendo “La Residencia de Señoritas: la casa de las chicas que iban a cambiar el mundo”

María de Maeztu y su lucha para que las mujeres pudieran ir a la universidad

Esta historia empieza cuando un profesor universitario se encontró, entre los escombros de las obras de un edificio, un archivo que contenía toda la correspondencia de María de Maeztu mientras fue directora de la Residencia de Señoritas.  Estas cartas son un tesoro para comprender cómo era la vida de las mujeres en 1915, cuando la Residencia abrió sus puertas, y cómo cambió durante los 21 años que estuvo abierta.  Fue un lugar maravilloso para las mujeres con inquietudes intelectuales que aspiraban a ser independientes en un mundo que todavía consideraba que la educación alejaba a las chicas de su único papel en la vida: servir a sus esposos dentro de las paredes del hogar. Puedes leer la historia completa en este artículo de YOROKOBU. 

Sigue leyendo “María de Maeztu y su lucha para que las mujeres pudieran ir a la universidad”

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑